Bacillus thuringiensis.

Publicado el : 22/07/2011 08:35:37
Categorías : El Rincón de Growshop Woman Rss feed , Tutoriales Rss feed

Bacillus thuringiensis.

A todos nos encandila el vuelo de una mariposa en el campo. ¿Quién no se ha quedado embobado mirándolas cuando se posan sobre una hoja, pavoneándose de sus colores vivos y llamativos dispuestos como si de la paleta de un pintor caprichoso se tratara? Pero amigos, no todo es tan idílico como lo pintan. Esa romántica mariposa pondrá diminutos huevecillos en muy poco tiempo (no olvidemos que su vida es efímera, a veces de tan sólo 24 horas), y de esos huevecillos, miles de ellos, emergerán larvas, que en breve se convertirán en orugas. Sí, gusanos rechonchos y viscosos que comerán y comerán vorazmente todo vegetal que se les ponga por delante. Y, oh!, desastre monumental si el vegetal que se les antoja son nuestras queridísimas plantas de marihuana. Y puedes estar seguro, amigo mío, de que si a tí te gustan tus plantitas a esos asquerosos gusanos les gustan mil veces más. Si tú venderías tu alma al diablo, en algunas ocasiones, por unos gramitos, las orugas se la regalarían.

Así es que deja tus romanticismos para los paseos por el campo y ármate de valor y sobre todo de BACILLUS THURINGIENSIS. Porque este bacilo vacilón es el único que va a acabar eficazmente con esos gusanos depredadores de nuestro tesoro. Conozcamos a nuestro aliado: El Bacillus Thuringiensis es una bacteria que vive en el suelo. La llaman Gram positiva y puedes estar seguro de que es una "gran positiva" para nuestro cultivo. Cuando el bacilo en cuestión se reproduce, suelta unas esporas, algo así como un polen. Esas esporas da la casualidad que tienen unos cristales llamados δ-endotoxinas (delta endotoxinas) y en esos cristales hay una toxina llamada Cry que resulta ser un potente insecticida. Las Cry no se activan a no ser que estén en un medio alcalino y que se encuentren con unos receptores específicos. Es por esta razón que las Cry, y en consecuencia el Bacillus Thuringiensis, no son peligrosos para casi nadie a excepción de quien tenga un medio alcalino y unos receptores apropiados. ¿Adivinas quién reune esas condiciones? Pues sí señor, las orugas. Y concretando más las orugas muy jovencitas.

¿Cómo actúan las Cry? Bien prepárate a ver morir a nuestro enemigo. Te voy a relatar el proceso como si de la más cruel y sanguinaria película de terror se tratara. Pero no sientas piedad, recuerda que las orugas se han comido, se comen o se comerán a las bondadosas protagonistas de nuestra historia: nuestras plantas de cannabis. Las Cry se introducen en el territorio enemigo cuando éste se las come. Es decir, nosotros rociamos a nuestras plantas con Bacillus Thuringiensis, éste permanece escondido en sus células sin molestarlas. Cuando los gusanos muerden, engullen y tragan nuestras preciadas hojas y flores, las Cry llegan camufladas hasta el intestino del insecto. Allí es su momento, inician un despliegue en un medio que les es propicio, un medio alcalino como lo es la mayoría de los intestinos de los insectos. En el mismo intestino del gusano está esperando un aliado del bacilo. Es decir, que la propia oruga alberga a otro de sus enemigos. Cuando el bacilo se encuentra con el receptor que el gusano guarda en su intestino se hace activo. Este receptor, en el caso de los gusanos, sólo se alía con el Bacillus Thuringiensis Kurstaki. Si lo que quisiéramos matar fueran por ejemplo mosquitos, deberíamos aliarnos con el escuadrón de los Bacillus Thuringiensis Israelensis, ya que las toxinas Cry de este bacilo se activan con los receptores que los mosquitos llevan en sus intestinos.

Pero volvamos a nuestros gusanos que son los que nos están atacando. Las Cry se unen rápidamente con sus receptores y paralizan el intestino del animal. Acto seguido, la oruga deja de tener hambre, ya que su intestino no se mueve y acumula alimento digerido. A continuación, las Cry con sus receptores,  rompen las paredes del intestino y... todos los fluidos (te puedes imaginar lo que hay en un intestino) se desparrama por el resto de órganos del gusano. Todos los órganos vitales de la oruga se infectan con los desechos de su cloaca. La mandíbula se le paraliza en pocas horas y el resto de órganos pierden sus actos reflejos. Al poco, deja de latirle el corazón y la larva muere miserablemente. Toda esta batalla se desarrolla durante cuatro o cinco días, al fin de los cuales los cadáveres de los vencidos cuelgan de las hojas de nuestras plantas por las patas delanteras. Poco a poco se van desintegrando y al final caen al suelo. ¿Qué hay que hacer para vencer? Hay que hacerse con un buen escuadrón de Bacillus Thuringiensis Kurstaki. En un escuadrón podemos encontrar entre 16 y 32 millores de U.I./gr. Esto quiere decir que en un gramo de producto que contenga Bacillus Thuringiensis Kurstaki hay entre 16 y 32 unidades internacionales. Y eso, ¿cuántos soldados son?. Pues un mogollón, pero depende de cada producto. Las unidades internacionales son una medida muy cómoda que alguien se inventó y que no es precisamente concreta. De lo que sí puedes estar seguro es de que cualquier producto eficiente contendrá entre 16 y 32 unidades internacionales por gramo de Bacillus Thuringiensis Kurstaki porque así se ha establecido a nivel internacional. Para que nos entendamos, tu pides un escuadrón de Bacillus Thuringiensis Kurstaki y te dan de 16 a 32 U.I./gr en todas partes. Pides un escudrón de otra sustacia que también se mida en U.I./gr y te darán otro número de soldaditos que serán seguro el número exacto que necesitas para matar a tu enemigo. Curioso ¿no te parece?. Bueno, a lo que íbamos, te consigues un escuadrón del bacilo vacilón. Por ejemplo comprando BIOTHUR (de Trabe), y rocías tu planta a conciencia. Es decir, distribuyes a tus defensas. Procura hacerlo cada 10 ó 15 días desde que veas la primera larva (gusanito joven). Piensa que los soldados son siempre más eficientes con niños y con mujeres (es decir, matan antes a los gusanos jóvenes, que además comen más). Los huevos son imposibles de destruir hasta que no nacen y empiezan a comer y los adultos son más duros de pelar ya que son más fuertes y necesitan muchos más soldados para ser aniquilados. Por esta razón empieza tu ofensiva lo antes posible, no dejes que el enemigo se multiplique y haga más fuerte. Por cierto, si has disfrutado con la peli, dale al +1 que tienes abajo.

Share