Cannabinoides.

Publicado el : 08/07/2011 19:16:45
Categorías : El Rincón de Growshop Woman Rss feed

Cannabinoides.

Los cannabinoides son un grupo de sustancias que se encuentran en el cannabis y que son las responsables de los efectos físicos y psiquicos que provoca esta planta al ser ingerida o fumada por el ser humano. Su lugr exacto de localización y producción dentro de la planta de marihuana es en los tricomas, que son las glándulas de resina que se generan en forma de chupa-chup sobre las hojas y flores. Existen muchos tipos de cannabinoides (hasta la fecha se han descubierto 66, pero sigue investigándose).

Los cannabinoides que se encuentran en mayor proporción y de los que más información se tiene son los siguientes:

  • THC.- Tetrahidrocannabinol.



    Se trata del cannabinoide por excelencia. Es el que se encuentra habitualmente en mayor proporción. Responsable de la psicoactividad de la marihuana y sus derivados (hachís) y, desde un punto de vista medicinal, responsable de la atenuación del dolor ya que es analgésico y neuroprotector. Es el que se encarga de proporcionar el "colocón", sobre todo a nivel mental.
  • CBD.- Cannabidiol. El efecto de este cannabinoide es narcótico, relajante y estupefaciente. A nivel medicinal es ansiolítico y y antiinflamatorio. Administrado conjuntamente con el THC, reduce la psicoactividad de éste.
  • CBN.- Cannabinol. Proviene de la degradación del THC por efecto de la luz y el aire. Su psicoactividad es moderada.

Todos estamos acostumbrados a encontrar en los catálogos de semillas indicaciones de la proporción de THC y CBD que se considera que generan las distintas variedades de marihuana. Cuidado con estos datos ya que dependen mucho de la forma de cultivo y medición con que se hayan llevado a cabo. Sí es cierto que variedades con índices más altos de uno u otro cannabinoide, en condiciones de cultivo, secado y curado idóneas se acercan a lo que prometen los catálogos, pero no podemos considerar que los datos registrados sean los que nosotros vamos a conseguir. Por otro lado, no siempre niveles muy altos de THC son indicativo de alta psicoactividad, ya que depende de la respuesta natural que cada uno de nosotros tengamos frente a la hierba para que nos afecte de una u otra forma. Personas muy acostumbradas a consumir THC tendrán una respuesta menos psicoactiva que los novatos en el tema. Tampoco nuestro cuerpo responderá siempre de la misma manera, ya que dependerá de la predisposición tanto física como psíquica en que nos encontremos. Otro factor a tener en cuenta en la psicoactividad es que si bien es el THC el responsable de la euforia, hierbas con altos contenidos en CBD neutralizarán el colocón mental. es decir, que el CBD amortigua los efectos excitantes del THC.

Variedades sativas, contienen mayor proporción de THC frente a CBD, de ahí su efecto estimulante sobre todo a nivel mental. Variedades índicas, contienen mayor proporción de CBD, por lo que su efecto suele ser de apalancamiento y sedación. El CBN, se encuentra mayoritariamente en variedaes sativas ya que proviene de la degradación del THC y al igual que el CBD neutraliza el THC que haya quedado en la hierba. Tampoco es interesante ir buscando variedades que sólo contengan THC y carezcan por completo de CBD porque una proporción adecuada de ambos es la que proporciona el estado óptimo de excitación. Si fumáramos una hierba con un altísimo porcentage de THC y nada de CBD, podríamos entrar en situaciones de inquietud, angustia e incluso lipotimia. Para conseguir un efecto psicoactivo alto y despejado sin efectos secundarios negativos lo ideal es que la proporción CBD/THC sea de uno a cuatro o seis. Cuando la proporción de CBN es muy superior a la de THC (seis dosis de CBN por una de THC), el CBN anula el efecto del THC. Sin embargo si la proporción es 2 a 1 (dos dosis de CBN frente a una de THC), el efecto del THC se ve retrasado, pero es más duradero en el tiempo. Cuando fumamos hierba, enviamos a nuestros pulmones entre un 20% y 60% de THC. Si se fuma en pipa el porcentaje es mayor. El THC fumado es mucho más potente de el comido. Se considera que 6mg generan en el ser humano una psicoactividad agradable, mientras que es necesario comer de dos a tres veces más cantidad (12 o 18 mg) para conseguir los mismos efectos. Estos datos siempre dependerán del individuo en cuestión y son dados como genéricos. El THC fumado se disipa del cuerpo más rápidamente que el ingerido y también presenta sus efectos de forma más rápida. Es decir lo notamos antes y lo dejamos de notar antes. Mientras que tras dos o tres minutos después de haber inhalado THC ya notamos sus efectos, tendremos que esperar alrrededor de 30 minutos después de haberlo comido para sentir lo mismo. Es por ello que cuando se come THC se debe ser muy cauto en las dosis ya que cuando notemos sus efectos ya puede ser tarde pues la ingesta ha podido serexcesiva. No sucede lo mismo al fumar, que entre inhalación e inhalación ya empezamos a sentir los efectos y sabemos cuando debemos parar pues ya hemos tenido suficiente.  

Share