Germinación de Semillas

Publicado el : 08/02/2011 18:50:21
Categorías : Tutoriales Rss feed

Germinación de Semillas

La forma de germinación de semillas que vamos a exponer a continuación es la más segura que se conoce hasta el momento. Por supuesto que otros sistemas también pueden ser válidos, (como la germinación en algodón o papel de cocina) pero llevan riesgos asociados de los que carece el sistema de geminación directamente en agua.

1.- Introducir las semillas elegidas en medio vaso de agua y añadir ­­­más o menos 3ml de peróxido de hidrógeno (H2O2), agua oxigenada. La adición de H2O2 se hace con dos finalidades, desinfectar las semillas de posibles plagas latentes que traigan desde el lugar de producción o envasado, y facilitar la rotura de la cáscara por la oxidación de ésta. Si se van a germinar diferentes variedades, ponerlas en distintos vasos y marcar el vaso con una etiqueta ya que una vez sacadas de su envase, la identificación de las semillas es imposible. 2.- Cubrir el vaso con papel de aluminio a fin de preservarlo de la luz y evitar que caiga cualquier agente externo en el agua. A continuación,  depositar el vaso con las semillas en un lugar cálido. Encima de un ordenador, tdt, etc. Nunca sobre una fuente de calor directa como pudiera ser un radiador, ya que las semillas se cocerían.

 

3.- Transcurridas unas 48 horas (­­­+/- 6) se puede apreciar como en un lateral de la semilla se ha desarrollado una pequeña raicilla de 1 ó 2mm.

Es el momento de coger con sumo cuidado la semilla e introducirla en un taco jiffy previamente hidratado. (Para hidratar un taco jiffy, hay que meterlo en agua durante unos 5 minutos). Poner la semilla en un pequeño agujero de medio cm de profundidad  practicado en el jiffy de forma que la raicilla quede hacia abajo. Presionar ligeramente los laterales del jiffy por la parte superior a fin de cubrir la semilla totalmente.

Etiquetar cada uno de los tacos con el nombre de la variedad sembrada y la fecha.

4.- Colocar los tacos sobre una bandeja o plato y ponerlos dentro de un propagador. Lo ideal es utilizar un propagador eléctrico que proporciona calor constante de 24ºC al conjunto. La humedad dentro del propagador debe ser alta, en torno al 75%. Para conseguirlo se puede colocar una toalla mojada en el fondo del propagador. Regar los jiffys diariamente. Deben estar continuamente empapados. Poner el propagador dentro del armario de cultivo con la luz encendida 18 horas al día. No es necesario activar los extractores. 5.- Tras 3 ó 4 días empezarán a aparecer nuestras plantitas.

Lo primero que veremos es despuntar los cotiledones, dos hojas de forma redondeada. Las siguientes hojas que aparezcan ya serán de forma lanceolada y dentadas. Puedes empezar a regar los jiffys con una proporción muy baja de un estimulante de raíz, aunque no es imprescindible. No esperes a ver aparecer la raíz a través de la tela del jiffy, introduce el taco en una maceta pequeña (de 7cm x 7cm) en cuanto aparezca el primer par de hojas reales. Llena la maceta con un sustrato bajo en fertilizante dejando espacio para que quepa el jiffy, luego cubre la parte superior del jiffy con más tierra alrededor del pequeño tallo. Deja las macetitas dentro del propagador para mantener una alta humedad hasta que las hojas empiecen a tocar la tapa. Si ves que la temperatura es muy alta, desconecta el propagador. NOTAS.

  • No añadas abono hasta 10 días después de la germinación.
  • Las semillas que se hayan sumergido en el agua del vaso no son distintas a las que hayan quedado flotando. La única diferencia es la cantidad de agua que han absorbido, pero ello no tiene ninguna influencia en su germinación y no es indicativo de mejor o peor calidad en la semilla.
  • Intenta germinar las semillas en luna menguante y si es posible ascendente, ante una constelación de aire (géminis, libra o acuario) ya que propiciarás la producción de grandes flores en tus plantas.
  • Si el sustrato en el que vamos a cultivar es lana de roca o arcilla expandida, es mejor utilizar tacos de lana de roca en lugar de jiffys. Si vamos a utilizar como sustrato la fibra de coco, elegir jiffys de fibra de coco.

MATERIAL NECESARIO

  • Semillas
  • Vasos
  • Etiquetas de marcación
  • Jiffys
  • Peróxido de hidrógeno (Agua oxigenada)
  • Propagador (mejor si es eléctrico)
  • Macetas de 7cm x 7cm
  • Tierra con bajo contenido de fertilizante
  • Platos o pequeñas bandejas.
  • Agua
  • Papel de aluminio
  • Producto estimulante de raíz (no es imprescindible).


- The Growshop Woman -

 

La forma de germinación de semillas que vamos a exponer a continuación es la más segura que se conoce hasta el momento. Por supuesto que otros sistemas también pueden ser válidos, (como la germinación en algodón o papel de cocina) pero llevan riesgos asociados de los que carece el sistema de geminación directamente en agua.

 

1.- Introducir las semillas elegidas en medio vaso de agua y añadir ­­­más o menos 3ml de peróxido de hidrógeno (H2O2), agua oxigenada. La adición de H2O2 se hace con dos finalidades, desinfectar las semillas de posibles plagas latentes que traigan desde el lugar de producción o envasado, y facilitar la rotura de la cáscara por la oxidación de ésta. Si se van a germinar diferentes variedades, ponerlas en distintos vasos y marcar el vaso con una etiqueta ya que una vez sacadas de su envase, la identificación de las semillas es imposible.

 

2.- Cubrir el vaso con papel de aluminio a fin de preservarlo de la luz y evitar que caiga cualquier agente externo en el agua. A continuación, depositar el vaso con las semillas en un lugar cálido. Encima de un ordenador, tdt, etc. Nunca sobre una fuente de calor directa como pudiera ser un radiador, ya que las semillas se cocerían.

(Foto GS1)

 

3.- Transcurridas unas 48 horas (­­­+/- 6) se puede apreciar como en un lateral de la semilla se ha desarrollado una pequeña raicilla de 1 ó 2mm.

(Foto GS2)

Es el momento de coger con sumo cuidado la semilla e introducirla en un taco jiffy previamente hidratado. (Para hidratar un taco jiffy, hay que meterlo en agua durante unos 5 minutos).

(Foto GS3)

Poner la semilla en un pequeño agujero de medio cm de profundidad practicado en el jiffy de forma que la raicilla quede hacia abajo. Presionar ligeramente los laterales del jiffy por la parte superior a fin de cubrir la semilla totalmente.

Etiquetar cada uno de los tacos con el nombre de la variedad sembrada y la fecha.

(Foto GS4)

 

4.- Colocar los tacos sobre una bandeja o plato y ponerlos dentro de un propagador. Lo ideal es utilizar un propagador eléctrico que proporciona calor constante de 24ºC al conjunto. La humedad dentro del propagador debe ser alta, en torno al 75%. Para conseguirlo se puede colocar una toalla mojada en el fondo del propagador. Regar los jiffys diariamente. Deben estar continuamente empapados. Poner el propagador dentro del armario de cultivo con la luz encendida 18 horas al día. No es necesario activar los extractores.

(Foto GS5)

 

5.- Tras 3 ó 4 días empezarán a aparecer nuestras plantitas.

(Foto GS6)

Lo primero que veremos es despuntar los cotiledones, dos hojas de forma redondeada. Las siguientes hojas que aparezcan ya serán de forma lanceolada y dentadas.

Puedes empezar a regar los jiffys con una proporción muy baja de un estimulante de raíz, aunque no es imprescindible. No esperes a ver aparecer la raíz a través de la tela del jiffy, introduce el taco en una maceta pequeña (de 7cm x 7cm) en cuanto aparezca el primer par de hojas reales. Llena la maceta con un sustrato bajo en fertilizante dejando espacio para que quepa el jiffy, luego cubre la parte superior del jiffy con más tierra alrededor del pequeño tallo. Deja las macetitas dentro del propagador para mantener una alta humedad hasta que las hojas empiecen a tocar la tapa. Si ves que la temperatura es muy alta, desconecta el propagador.

 

NOTAS.

·No añadas abono hasta 10 días después de la germinación.

·Las semillas que se hayan sumergido en el agua del vaso no son distintas a las que hayan quedado flotando. La única diferencia es la cantidad de agua que han absorbido, pero ello no tiene ninguna influencia en su germinación y no es indicativo de mejor o peor calidad en la semilla.

·Intenta germinar las semillas en luna menguante y si es posible ascendente, ante una constelación de aire (géminis, libra o acuario) ya que propiciarás la producción de grandes flores en tus plantas.

·Si el sustrato en el que vamos a cultivar es lana de roca o arcilla expandida, es mejor utilizar tacos de lana de roca en lugar de jiffys. Si vamos a utilizar como sustrato la fibra de coco, elegir jiffys de fibra de coco.

 

MATERIAL

La forma de germinación de semillas que vamos a exponer a continuación es la más segura que se conoce hasta el momento. Por supuesto que otros sistemas también pueden ser válidos, (como la germinación en algodón o papel de cocina) pero llevan riesgos asociados de los que carece el sistema de geminación directamente en agua. 1.- Introducir las semillas elegidas en medio vaso de agua y añadir ­­­más o menos 3ml de peróxido de hidrógeno (H2O2), agua oxigenada. La adición de H2O2 se hace con dos finalidades, desinfectar las semillas de posibles plagas latentes que traigan desde el lugar de producción o envasado, y facilitar la rotura de la cáscara por la oxidación de ésta. Si se van a germinar diferentes variedades, ponerlas en distintos vasos y marcar el vaso con una etiqueta ya que una vez sacadas de su envase, la identificación de las semillas es imposible. 2.- Cubrir el vaso con papel de aluminio a fin de preservarlo de la luz y evitar que caiga cualquier agente externo en el agua. A continuación,  depositar el vaso con las semillas en un lugar cálido. Encima de un ordenador, tdt, etc. Nunca sobre una fuente de calor directa como pudiera ser un radiador, ya que las semillas se cocerían. (Foto GS1) 3.- Transcurridas unas 48 horas (­­­+/- 6) se puede apreciar como en un lateral de la semilla se ha desarrollado una pequeña raicilla de 1 ó 2mm. (Foto GS2) Es el momento de coger con sumo cuidado la semilla e introducirla en un taco jiffy previamente hidratado. (Para hidratar un taco jiffy, hay que meterlo en agua durante unos 5 minutos). (Foto GS3) Poner la semilla en un pequeño agujero de medio cm de profundidad  practicado en el jiffy de forma que la raicilla quede hacia abajo. Presionar ligeramente los laterales del jiffy por la parte superior a fin de cubrir la semilla totalmente. Etiquetar cada uno de los tacos con el nombre de la variedad sembrada y la fecha. (Foto GS4) 4.- Colocar los tacos sobre una bandeja o plato y ponerlos dentro de un propagador. Lo ideal es utilizar un propagador eléctrico que proporciona calor constante de 24ºC al conjunto. La humedad dentro del propagador debe ser alta, en torno al 75%. Para conseguirlo se puede colocar una toalla mojada en el fondo del propagador. Regar los jiffys diariamente. Deben estar continuamente empapados. Poner el propagador dentro del armario de cultivo con la luz encendida 18 horas al día. No es necesario activar los extractores. (Foto GS5) 5.- Tras 3 ó 4 días empezarán a aparecer nuestras plantitas. (Foto GS6) Lo primero que veremos es despuntar los cotiledones, dos hojas de forma redondeada. Las siguientes hojas que aparezcan ya serán de forma lanceolada y dentadas. Puedes empezar a regar los jiffys con una proporción muy baja de un estimulante de raíz, aunque no es imprescindible. No esperes a ver aparecer la raíz a través de la tela del jiffy, introduce el taco en una maceta pequeña (de 7cm x 7cm) en cuanto aparezca el primer par de hojas reales. Llena la maceta con un sustrato bajo en fertilizante dejando espacio para que quepa el jiffy, luego cubre la parte superior del jiffy con más tierra alrededor del pequeño tallo. Deja las macetitas dentro del propagador para mantener una alta humedad hasta que las hojas empiecen a tocar la tapa. Si ves que la temperatura es muy alta, desconecta el propagador. NOTAS.
  • No añadas abono hasta 10 días después de la germinación.
  • Las semillas que se hayan sumergido en el agua del vaso no son distintas a las que hayan quedado flotando. La única diferencia es la cantidad de agua que han absorbido, pero ello no tiene ninguna influencia en su germinación y no es indicativo de mejor o peor calidad en la semilla.
  • Intenta germinar las semillas en luna menguante y si es posible ascendente, ante una constelación de aire (géminis, libra o acuario) ya que propiciarás la producción de grandes flores en tus plantas.
  • Si el sustrato en el que vamos a cultivar es lana de roca o arcilla expandida, es mejor utilizar tacos de lana de roca en lugar de jiffys. Si vamos a utilizar como sustrato la fibra de coco, elegir jiffys de fibra de coco.
MATERIAL NECESARIO
  • Semillas
  • Vasos
  • Etiquetas de marcación
  • Jiffys
  • Peróxido de hidrógeno (Agua oxigenada)
  • Propagador (mejor si es eléctrico)
  • Macetas de 7cm x 7cm
  • Tierra con bajo contenido de fertilizante
  • Platos o pequeñas bandejas.
  • Agua
  • Papel de aluminio
  • Producto estimulante de raíz (no es imprescindible).

NECESARIO

·Semillas

·Vasos

·Etiquetas de marcación

·Jiffys

·Peróxido de hidrógeno (Agua oxigenada)

·Propagador (mejor si es eléctrico)

·Macetas de 7cm x 7cm

·Tierra con bajo contenido de fertilizante

·Platos o pequeñas bandejas.

·Agua

·Papel de aluminio

·Producto estimulante de raíz (no es imprescindible).

Share