La ósmosis en las plantas

Publicado el : 04/04/2014 14:57:04
Categorías : Tutoriales Rss feed

La ósmosis en las plantas

Menuda palabreja esta, "OSMOSIS", responsable en gran medida de la vida. Este es el fenómeno físico, que explica el comportamiento de un solvente al atravesar una membrana permeable. Probablemente, al oir la palabreja, estéis pensando en el "agua de osmosis" o agua "osmotizada" que utilizáis los que tengáis demasiada dureza del agua de grifo en vuestra ciudad. En realidad, al proceso que limpia el agua, se le denomina "osmosis inversa", y es el que se utiliza para potabilizar por ejemplo el agua de mar, está basado evidentemente en el mismo principio, pero requiere de presión externa mientras que la ósmosis no consume energía. Pero la osmosis del agua, se da en todos los seres vivos a nivel celular y es junto con otros transportes pasivos (así se denomina al paso de moléculas a través de la membrana de las células),  responsable de la alimentación de éstas y como ya hemos comentado, sin necesidad de aporte de energía adicional. Intentaremos explicar la osmosis de forma simple. Si separamos dos disoluciones de distinta concentración por una membrana porosa (semi-permeable, que deje pasar moléculas pequeñas), con el tiempo, las soluciones tenderán a equilibrar su concentración, de forma que la que tiene mayor concentración, absorberá solvente de la que tiene menor concentración. Se denomina solución hiper-tónica a la que tiene mayor concentración e hipo-tónica a la de menor. La membrana permite que las concentraciones de las dos soluciones se equilibren para intentar conseguir la iso-tonicidad (las dos concentraciones son iguales), o hasta que la presión osmótica se equilibre con la presión hidráulica de la solución de menor concentración.

Osmosis inicio Osmosis final

A la diferencia de presiones existentes a ambos lados de la membrana, se le denomina presión osmótica, y será mayor cuanto mayor sea la diferencia entre las concentraciones de los solventes. Si en una célula se da demasiada diferencia de concentración entre el interior de la membrana y el exterior, la célula perderá o tomará fluido para intentar conseguir la iso-tonicidad, pero la membrana tiene sus límites y puede estallar como un globo o secarse como una uva pasa. Pero veamos otro efecto quizás más palpable de la osmosis en las plantas: Considerad las raices y el tronco de una planta como una membrana semi-permeable que deja pasar el agua como solvente, con una determinada concentración de alimentos, en este caso, mayoritariamente sales. El agua de riego en la tierra por un lado, y la savia de la parte aérea de la planta por otro se comportarán como dos soluciones separadas por una membrana, por lo que el fenómeno de osmosis también influirá en la manera en que la planta absorbe el alimento.

    Planta iso-tónica

Llamemos planta "Iso-Tónica" a la planta en condiciones de equilibrio, es dedir, las concentraciones del suelo y de la planta son iguales, no existe presión osmótica, o es muy pequeña. La planta absorbe el agua a traves de las raices y la transporta por el xilema hasta las hojas gracias a la tensión superficial (atracción molecular) y la acción capilar. Cuando una molécula de agua es transpirada por las hojas (se evapora), ésta atrae a la siguiente molécula hacia arriba por cohesión y adhesión molecular y así sucesivamente. El agua sube como sube por una cuerda o trapo al que hemos sumergido su extremo inferior en un recipiente con agua.     

Veamos lo que le ocurre a una planta "Hiper-Tónica",

Planta Hiper-tónica

cuando la concentración de la planta es superior a la del sustrato: La presión osmótica succionará el agua del sustrato para disminuir la concentración de sales en la planta, sumándose a la tensión superficial y la acción de capilaridad. La planta "come más", absorbe más agua.              

Planta Hipo-tónica

Llamo a una planta "Hipo-Tónica" cuando la concentración de sales en el terreno es superior a la de la planta. En este caso, la presión osmótica se opondrá a la tensión superficial, por lo que si la primera es mayor, la planta cederá agua al terreno para intentar diluir las sales y buscar el equilibrio. Si la diferencia de concentración es muy elevada, el agua cedida por la planta, no podrá equilibrar la tensión superficial y la planta se deshidratará y en el peor de los casos acabará secándose. Todos conocemos los efectos de un exceso de fertilizante. Para aliviar tal situación, en la que la planta no come y se deshidrata, lo normal es hacer un "lavado de raices" con lo que diluimos la concentración de sales en el sustrato, pero podríamos ayudar también aumentando la concentración de sales en la planta con una ligera fertilización por vía foliar. Yo no soy biólogo pero la experiencia me dice que funciona. Entendido esto, ¿que concentración de sales debería tener el sustrato donde pinchamos un esqueje (sin raiz)? Creo que la respuesta a estas alturas es obvia. La concentración deberá ser lo más baja posible para que en ausencia de raiz, sea la presión osmótica la que empuje el agua hacia la planta evitando que se deshidrate. Si esto, os convence, probad a fertilizar de forma muy ligera el sustrato, dándole de comer a la planta por via foliar. Son pocos los fertilizantes que por sus características, se puedan aportar foliarmente a la planta. Metrop es uno de ellos. Aquí os dejo el link para que estudiéis estos revolucionarios fertilizantes. Me encantaría que algún experto nos ampliase esta información a través de los comentarios. La comunidad y yo personalmente se lo agradeceremos.

Share